miércoles, 14 de julio de 2010

Arroz con huevo frito


Queridos lectores, en este artículo, tenemos un grato invitado !

Es el relato de un amigo de la Residencial San Felipe en Jesús María, Lima Perú. El es JOSE RODRIGUEZ, un compañero de la infancia que solo nos llegamos a conocer por saludo. Pero ahora gracias al blog y facebook, hemos alimentado nuestra amistad.

El puso esta maravillosa anécdota en su muro y la comparto con ustedes, ya que me encantó !

El protagonista de esta narración es MARIO CUBAS CONTRERAS. Muchas gracias Don Mario por tan lindo ejemplo de amor y positivismo. Que me imagino en ese momento no se percató de la semilla que estaba dejando, pero para eso estuvo José Rodriguez para asimilarlo y posteriormente divulgarlo para que sirva de enseñanza a muchos.

Aquí viene...léelo con calma...y disfrútalo al máximo:
(Con todo mi agradecimiento a Don Mario Cubas Contreras)


El papá de mi novia tenía 2 autos y dos camionetas estacionadas en el garaje de su casa de Monterrico.

Yo venía de viajar 2 horas en el Covida que daba toda la vuelta a Lima para llevarme de san marcos a la avenida El Polo, de Monterrico, donde llegue al fin, como a las 3 de la tarde de un sábado.

Mi novia, entonces de 18 añitos, llena de amor maternal me pregunta si ya había almorzado, le dije q si pero ella sabía con resignación, que siempre regalaba mi vale del comedor universitario a los compañeros de provincia. Así es que, sin escuchar mi respuesta ni mirarme, levantó las tapas de las ollas que estaban sobre las hornillas de la cocina.

- Te serviré almuerzo. Me dijo Karen, sabiendo que yo traía la misma historia de siempre.
- no falta nadie? - le pregunté entusiasmado, pues moría de hambre y, además, en su casa siempre la comida estuvo muy sabrosa.
- no, ya comieron todos.

Hasta ahí llegaba mi pudor, le dije q si con un gesto demasiado infantil, y ella me sirvió tamaño plato de tallarines, con su presa de pollo, pierna creo, goteante de salsa roja.

Los tallarines estaban buenazos y les entre a la lucha cuerpo a cuerpo con el ardor que me daban mis años, 19 según recuerdo, cuidándome de no salpicar mi ropa y de no perder el respeto de ella.

Cuando faltaba devorar medio plato, y le había ganado tremenda troncha de carne al pollo, llegó su papá.

Venía bajando de la mina, donde era ingeniero en jefe, o algo así. Se había encargado de que lo trajeran a casa en una jeep de la empresa con chofer.

Con su sonrisa de siempre, Y conste q su papá no era mi amigo. Tampoco mi enemigo, Sino q era una relación de buenas tardes señor… Hola pepe. y basta.

La cosa es que ni bien entró a la cocina, mi novia sentada a mi lado y yo atragantándome de pollo, su papá le pregunta a la chica:

- hay almuerzo?

Me atoré.

Quería meterme debajo de la mesa hasta que pase esa escena, y luego salir a lavar platos para comprarle un pollo a la brasa como ofrenda de paz.

Pero antes de eso, vino la respuesta:

- No señor, se acaba de terminar… - me acusó la chica señalándome con la barbilla, como si fuera necesario decirle, quien se venía engullendo su almuerzo.

Sin dejar de sonreír, mi entonces futuro ex suegro, abrió la refrigeradora y vio un depósito con arroz de ayer. Y entonces dijo las palabras que cambiarían mi vida y la de muchos de mis pacientes a quienes se las he trasmitido a lo largo de 15 años de mi ejercicio como terapeuta.

- Hijita, caliéntame ese arrocito y me sirves con un par de huevitos fritos.

Y lo dijo feliz, sobando las manos, una con otra, mientras caminaba al comedor donde yo seguía con el mismo trozo de pollo en la boca. Saludó a su pequeña, me saludo de lo más amable y se sentó a preguntarnos qué tal estuvo nuestro día.

No recuerdo que pasó después, han pasado 25 años, pero la escena famosa ya había ocurrido, y gracias a Dios, sucedió delante de mis ojos.

Pude ver como un hombre con 4 carros y gigantesca casa, que viene llegando con un cansancio que hacía del mío una mala broma, que venía con ganas de almorzar comida casera en su propia casa, era feliz comiéndose arrocito con huevitos fritos y le quedaba ganas y sonrisa para preguntar por la vida de los demás.

Aprendí entonces que la felicidad está en saber disfrutar de las cosas que se tienen.

Que la felicidad estaba en la capacidad de convertir un plato de arroz con huevo frito, en un rico plato de arrocito con huevitos fritos…

Después de ese día, me cuesta trabajo sentirme desdichado con cosas cotidianas.

33 comentarios:

Anouna dijo...

Cuando leí arroz con huevo frito, vine de inmediato!!!!
Y es que entiendo muy bien a este señor que sobara las manos al sentir en el recuerdo del paladar lo rico que es un plato de arroz bañado con huevito encima. Sabes, he probado comidas deliciosas, muchas; soy fanática del Sushi, me encanta, pero mi plato favorito es como el de la fotografía, exceptuando que ahí además pareciera tener o papas o platano frito, a mí me lo den con lechuga o ensalada de tomates, y sería igual de feliz que este gran Señor.

Buena historia, lo simple siempre será lo más bello.

Abrazos miles, Anouna

Leo dijo...

Ahora resulta que el arrocito gusta a toda la gente. Arrocito con huevo frito, yo uno, que soy señora y muy mayor, con salsita de tomate de casa, me la hago yo, todo muy bueno, barato y alimenticio. El platano frito es delicioso y acompaña mucho.

Abrazooooos a los dos.
Leonor

Mery Larrinua dijo...

...mmmmm.....se me ha hecho agua la boca....se imaginan con unos chicharonsitos!.....que rico!!!!!
besitos fritos.

Phivos Nicolaides dijo...

Lindo amigo!

jabicrema dijo...

Tremendo arroz con huevo frito, anecdota que nos dice.....disfrutar cada momento de nuestras vidas y compartirlas......y saber que en lo mas sencillo, como este plato esta el sabor de la vida, pues uno se lo pone ( solo o con aji amarillo o con rocotito ), LO MAXIMO........Gracias a Jose Rodriguez por compartir la anecdota.......compañero de promocion de la 7° del colegio San Felipe......a quien como dice mi hermano, tambien lo conoci solo por saludo y hoy nos deja una excelente leccion de vida.........SALUDOS.......!!!!!!!!

Carmela dijo...

Buena y comprensiva actitud la de tu suegro!
Los huevos fritos siempre saben bien.
Ésto deja una moraleja : Compartir es la mejor manera de sentirse bien y de hacer sentir bien al otro.
Viva el arroz!!!
Y los huevos fritos!!!

Rosa Cáceres dijo...

Una excelente persona ese señor, y una exquisita educación la suya. La novia, angelico mío, una atolondrada ¿Cómo no se le ocurrió guardar comida para su padre? Me da lástima el mal trago del joven novio, que creía que todos habían comido ya, porque se lo dijo la muchacha...
La anécdota ensalza la sencillez con que se comparten los bienes como la esncia de encontrarle el sabor a todo.
Unos huevos fritos son un manjar, es la normalidad con que los encontramos lo que nos hace menospreciarlos. Encontrar lo extraordinario en lo ordinario; esa es la clave de parte de la ración diaria de felicidad a la que podemos aspirar en esta vida.

LOLI dijo...

Riquisimo relato en todos los sentidos ;)
Aquí en España le llamamos arroz a la cubana.

Por cierto he trabajado en casas de gente rica y algunas se tiran comiendo todos los dias huevos fritos y poco mas pues es una forma de almacenar mas dinero.Ah!!y a mi me daban lo que sobraba del dia anterior.Sin embargo en otras me daban de lo mejor o sea que hay de todo en la viña del SEÑOR.

UN SALUDO

-Pato- dijo...

¿Qué mas se le puede pedir a un post a primera hora de la mañana para empezar el día con una sonrisa?

Este tiene todo.
Encanto. Ternura. Humor (me he reído todo el rato). Amor. Sabiduría. Y ese arrocito a la cubana que es uno de mis platos favoritos, pero con una banana y un sólo huevito está bien, yo también me estoy fregando las manos y pensando en el almuerzo del mediodía :)

Gato, el sábado estaré leyendo este post en el programa de radio que tenemos con Aye, Perras Negras podés escucharlo en directo a las 19 Hs o retrasmitido cualquier día de la semana por www.hartares.com/escuchar.

Un abrazo.

Patricia Angulo dijo...

Me encantó tu blog Juan Carlos, allí te dejé un comentario porque me gustaría poder leer este relato en mi programa de radio on line, pero luego me quedé mirando los videos que has tomado de tu hijo y he quedado enamorada de la sonrisa de ese niño y de los pajaritos piando en el nido, qué bellas memorias estás dejando en tu hijo, te felicito!

Un Abrazo, Pato.-

-Patricia Angulo-

Santiago dijo...

Excelente ayuda memoria para no ser tan desagradecidos con la vida.

ANTARES dijo...

Me encanto el relato anecdota y se me hizo la boca agua con ese arroz y huevos fritos ñam ñam ahora tengo antojo!!!!
un besito

STEEST dijo...

Simplemente buenísimo!!!!!

Desde Malasia! :D

espe-laveletavarada dijo...

Querido amigo: Hacia tiempo que no pasaba por tu blog, y hoy ¡no se porque, lo he hecho! la verdad es que ¡me a gustado mucho tu historia! yo soy también de las que cree, que para ser feliz, ¡no hace falta mucho! solo querer ser lo.
Un abrazo amigo...

Vicky Abusabal dijo...

Amigo me encantó este relato, una buena actitud que nos da a todos un ejemplo de como ver la vida, me encanto las palabras para tu linda mama en el video de al último de tu blog.

La recordamos y a pesar del tiempo Dios nos da ese ánimo para seguir, el amor a nuestras Madres siempre estará en nuestros corazones, un saludo a tu familia, tu hijo esta grandote me alegra saber que tienes a Dios como tu guia estamos en el mismo camino.

Dios tiene el control de nuestras vidas. Bendiciones estamos en contacto

Enrique Concha Imaña dijo...

Hola Juan Carlos.

Pequeño mundo, Mario Cubas es concuñado de mi hermana Elisa (Licha)
Un abrazo y cariños a Julissa y Bryan.

Enrique

Oscar Augusto Montoya Imaña dijo...

Hola JC !!
Muy bonita historia, narrada con modestia y elegante naturalidad.
A fin de cuentas, QUE RICO ES EL ARROZ CON HUEVO FRITO !!
Saludos
oami/15/7/10

christian vinces dijo...

Que rico!!
El arroz con huevo frito, es una delicia y es una de las cosas simples de la vida que realmente llenan el alma.
Es la acomida de emergencia mas barata y nutritiva del mundo.
Si le pones un tomate, es muy balanceado.
Que bonita historia!

Betzabé Marciani dijo...

Gato. Què coincidencia. Estoy a unas horas de comer y desde esta mañana decidì que esta noche comerìa arroz con huevo frito....
Mi empleada que es cajamarquina me dice que lo ùnico que faltaria
serìa plàtanos, ya que como vivimos en Chile no disponemos de
los deliciosos plàtanos con que solìamos acompañar este plato en
Perù, pero despuès de ver la provocativa foto que adjuntas la imaginaciòn harà el resto.

Lindo mensaje...un abrazo

Ursula Barraza dijo...

Muy linda reflexion! y se me abrio el apetito!!

k viva el arroz con huevo frito!

Cesar Aníbal dijo...

Juan Carlos:
Quien es el protagonista de: que rico arroz con huevos fritos, es el Ing. de minas Mario Cubas Contreras,
pariente del esposo de tu prima Elisa Concha Imaña (hija de la "Gringa").
Este ingeniero definitivamente por su caracter jovial, debe poseer varios recuerdos de su
vida, entre ellos, algunos en el tiempo que estuvimos en la Junta de Obras Públicas de Cerro de Pasco, en los años 1962-63; o cuando fue mi asesor técnico en la Gerencia
General, cargo que ocupé en los años 1978 al 84 en la Cía. Minera Imaña Silva Santisteban, S. A, "IMASILSA, S.A "en la ciudad de Lima.
tu tio,
César Aníbal Imaña Barrantes

Soñadora dijo...

Que anécdota tan maravillosa Gato! Un gran ejemplo de sencillez y amor.
Besitos,

Edith Salcedo dijo...

Como te habras dado cuenta todo tiene su recompensa, el regalaba su vale de comedor y, Dios le regalò la dicha de conocer buenas personas que le devolvieron la buena acciòn que tenìa para sus compañeros de provincia, en tan simples cosas, siempre aparece el gran amor que Dios tiene para todos sus hijos, no crees?

Hermosa historia gracias por compartirla !

aguacateyfresas dijo...

Gracias por la invitación ! me encantó la historia, y desde que empecé a leerla esa fotografía te aseguro me invitaba a preparar arroz con huevo frito.
Un gran saludo.

Anónimo dijo...

Mi Querido Jaun Carlos:
Este tipo de Historias contadas a alguien como yo genera una serie de pensamientos, para m es una historia de toleracia, respeto y amor, el amor de un padre para con su hija y su respeto para oq ue ella ama aun cuando tal vez el no lo termine de entender o de aceptar, sin embargo sabe, o es capaz, de dejar sus necesidades propias para no romper un momento de armonia que su hija y su novio (que tal vez para el papa en ese momento era el de turno), que leccion de respeto.
Gracias Gato
con todo carinho Obi

Soñadora dijo...

Juan Carlos, gracias por el link a ese ejemplo maravilloso de que los sueños si se pueden hacer realidad. Me he emocionado al verlo, y en especial al pensar en qué bellos sentimientos siembras en el corazón de Bryan!
Besitos,

Alexandra Barrionuevo dijo...

Muy bonito! :)

Claudia Edna dijo...

wow... GATO, llegue a este blog por cosas de la vida, saque la direccion de un video del 2008 donde repartes pizza y dinero a personas necesitadas. Y aqui estoy en el post de "Arroz con huevo frito". Cuando vi la foto quise ver de que se trataba y ohhh sorpresa, no era para hablar de la comida como tal si no de la leccion sobre la alegria de compartir y la sencillez. Aun no se de donde eres, pero te cuento que en Colombia es un plato muy tipico de aquellas personas de escasos recursos... o para cuando uno esta de afan, o en los pueblos ese es el desayuno ideal y de sobremesa una taza de chocololate caliente. Finalmente quiero felicitarte por tu espiritu emprendedor y solidario. Dios te bendiga... Un abrazo!

Café Libro el Quijote dijo...

Hola que rico que es el arroz con huevo frito y un par de plátanos fritos, que chévere la historia, soy coleccionadora de historias, las tengo en las mesas de un pequeño restaurante y todos llegan a leerlas, cada día se aprende algo. Muchas felicidades por tu blog, llegué a él por la receta de la sábila, que rico que alla personas dedicadas a dar ánimo a los demás, felicitaciones
con cariño
Angela desde Colombia

Susana Santana dijo...

Mi hijito Gabicho, tambien es fanatico del huevo frito con arroz, al igual que yo, es lo maximo.

Susana Santana dijo...

Mi hijito Gabicho, tambien es fanatico del huevo frito con arroz, al igual que yo, es lo maximo.

Nancy dijo...

QUE ¡¡ RICO....HUEVITO FRITO !! Y SI ES CON ARROCITO,SU PLATANITO FRITO, SU TOMATITO AAAAHHH CLARO QUE YO LE AGREGO UNAS PAPITAS FRITAS Y SU AJICITO DE ROCOTO CON HUACATY LICUADO CLARO ESO SE LICUA Y ES MUY RICO. VI EL PLATO TODO PROVOCATICO QUE SE ME HIZO AGUITA LA BOCA.
DIOS TE BENDIGA AMIGO GATITO, COMO A TU MARAVILLOSA FAMILIA. ESTOY CONTIGO.... HAY QUE VIVIR LA VIDA Y SONRIR SIEMPRE...¡¡ VAMOS CON FE !!

Anónimo dijo...

arroz graneadito + huevito frito+ platano frito es una combinacion perfecta.riquissimaaaaa