miércoles, 19 de mayo de 2010

Anécdotas acerca de ayudar al prójimo


El acto de ayudar es uno de los mejores, sino la máxima cualidad del ser humano. Cada vez que lo efectues, sentiras un júbilo especial dentro de tu corazón.

Y cuando se te dé la oportunidad de hacerlo, no lo pienses dos veces, por mas que te parezca una pequeñez. Realizalo !

Muy importante es que cuando realizemos el acto de ayudar, siempre lo hagamos con pasión, amor y entrega total, sin esperar un interés o algo a cambio.

Te paso a narrar algunos hechos que me suceden:

Algunos dias atrás, me fallo el alternador del carro y se me quedó parado en pleno camino a casa, y al verme en ese estado, a los pocos segundos, me estaba tocando la ventana una persona para ayudarme a empujar el carro, y después hize la mirada a mis espaldas, y habia otro hombre empujando por la parte trasera. Uno de ellos estacionó despues mejor su carro y conectó las baterias para intentar arrancarlo. Estos individuos al verme en apuros habian dejado sus autos estacionados a un costado de la autopista y habian decidido ayudarme. Estos "pequeños" gestos pero grandes a la vez son sencillamente maravillosos para mi persona.

Hace poco, necesite poner unos repuestos a mi carro, y un amigo se prestó para ayudarme. Observé en el, tanta entrega y pasión por ayudarme que me dejo pensando...lo hizo bajo el sol, cuando no encontraba la solución, lo pensaba para ubicarla...me acompaño a buscar los repuestos, tomó de su tiempo algunas horas...y al ultimo cuando le dije: Cuanto es ?...me dijo cuando desees regálame una caja de cerveza nada mas...que después se la puse en su carro. Muchas gracias Herve !

Ahora estamos utilizando un solo carro, ya que el otro se encuentra en reparación, y en este vehículo ayer por una distracción se me quedaron las llaves en el interior, mientras dejaba un pedido. Hize una llamada telefónica y mi suegra dejo todo lo que tenia que hacer, se cambio de inmediato, se tomo la molestia de ir a mi casa, recogió a nuestra familia, y al poco rato se aparecieron con el duplicado de la llave. Muchisimas gracias Nely, Julissa y Bryan !

Ayer, también envié un correo electrónico, animando a nuestro grupo yahoo familiar apellidado Imaña, para apoyar a una familiar que solo conocemos por mensajes via internet, y que sufre de una dolorosa enfermedad, que se encuentra en el hermano país de Bolivia, y en pocos instantes, ya recibimos muchas respuestas de solidaridad para apoyar económicamente a ella. Las contestaciones casi me hizieron llorar de emoción, demostrándome que el ser humano si desea ayudar, solo es cuestión de estimularlo en algunos casos.

Y precisamente ayer al recibir una llamada teléfonica de una persona que necesitaba una ayuda urgente. Apenás levante el auricular, la primera palabra que pronunció sin darse cuenta que yo lo estaba escuchando fue: Dios mio ! ( seguro el estaba implorando inconcientemente al Señor ) después seguimos la conversación...acepté "darle la mano"...y después de cortar la comunicación me acordé de la anécdota, me sonreí y me dije: no podia hacer quedar mal a Dios...

Por una interesante ley de la vida, el dar y recibir tienen un efecto muy cercano y van de la mano. Algunos le llaman karma, la ley de causa y efecto, ley de causalidad, etc...yo creo que solamente es Dios que esta sonriendo arriba y te da una recompensa mayor a los hechos que ven su mirada. En los siguientes párrafos les narro las experiencias que me pasaron, acerca de esto:

Hace poco, en el mismo dia, se me presentaron dos circuntancias:

La primera fue cuando fuimos a comer a un restaurant, la mesera nos atiende normalmente, al llegar la cuenta, sabiendo que estaba bajo de finanzas, opté por dejar el doble de lo que normalmente se deja en propinas que usualmente es el 10 % . Siempre me dejo llevar por lo que me dictá mi corazón. Algo que lo siento desde niño y que mi Madre nos lo inculcó, posiblemente sin darse cuenta desde muy pequeños. Recuerdo que ella nos llevaba muy seguido a un restaurant conocido como "polleria" en el Perú que era su preferido, y muchas veces tenia poco dinero, pero eso sí, siempre intentaba dejar una buena propina. Ahora rememorando me percaté que mi emoción cuano era un pequeño, no era tanto disfrutar del exquisito pollo, sino el momento final de ver feliz al mesero, que era un entusiamo especial para mi persona.

Luego llegué al trabajo, y me encontré con la noticia de que un compañero habia tenido un problema al chocar su carro, y por ende estaban pidiendo una colaboración a los colegas; pero lo que solicitaban era algo muy pequeño, le dejo una cantidad más moderada a la manager, no me quiere recibir diciendome que es mucho... le insistí y me agradeció.

Fueron "dificiles" los dos casos, ya que mi situación económica no era buena en esos momentos, y encima me habia pasado los minutos en el celular, llegando una sobrecarga de $ 200 en el recibo.

Pero que sucedió al dia siguiente de estos hechos ?

Un amigo en una reunión me dá un dato, llamo al servicio al consumidor de la compañia telefónica, me contesta una señora muy amable y me descuentan $ 110 de la suma que me habia pasado los minutos.


Aqui les dejo unas experiencias anteriores que las escribí hace algún tiempo, en relación a estos sucesos:

Desde muy pequeño me ha gustado ayudar a la gente necesitada, como a muchos de los que leen esta pagina. Mi Madre Linda siempre nos inculcó este acto, y tambien siempre me acuerdo de una frase que ella nos decia, mas o menos asi : "La colaboración no se arroja, se besa y se da en la mano"

Hace algunos años estaba en el estado de Florida, y saliendo de nuestro trabajo de ventas , siempre nos reuniamos en la playa de estacionamiento un grupo de vendedores antes de dirigirnos a nuestras respectivos domicilios, comentábamos y bromeamos unos quince minutos de las siempre insólitas anécdotas en el mundo de las ventas, que nos habian sucedido durante las llamadas del dia, en telemarketing.

Entonces se nos acercó un señor en la calle a pedir una ayuda por un problema que habia tenido y nadie del grupo le quizo dar algo, pero mi amigo cubano llamado Patricio me sugirió hacerlo, y entre los dos reunimos 3 o 4 dolares, y se lo brindamos a la persona necesitada.

Que paso al dia siguiente ?

Fuimos a trabajar como de costumbre, y el se habia ganado un premio de 20 dolares en ventas y yo me habia ganado sin estar presente una licuadora en un rifa que compre un ticket para colaborar, dias anteriores

Despues ya estando en Austin, habia un señor parado en un semaforo a dos cuadras de mi ex-trabajo pidiendo ayuda y casi siempre en la luz roja le daba lo poco que tenia y un dia se me ocurrió llevarle un queso de mi refrigeradora, el me lo recibió gustoso en mi estadia de segundos en el semaforo rojo.


Y saben que sucedió?

A las pocas segundos, despues de bajar del carro, me encontré un envoltorio en el piso. Fue un billete de diez y otro de veinte, osea treinta dolares. Me quede impactado y me acordé de la anécdota en el estado de Florida

Pero, no todo quedo ahi...

Meses despues, iba a recoger mi ultimo cheque a mi ex-trabajo porque tenia nuevo empleo y dije dentro de mi mente: como es ultima vez que voy a estar por aca, le dejare un dolar de despedida al señor del semáforo y saben que paso ?? Me tocó luz verde. Entonces seguí y no pude parar, pero despues al tomar la ruta de regreso a mi casa, me dio un poco de pena, y tomé la iniciativa de dar la vuelta a la autopista, y regresar a darle la colaboración.

Logré cumplir mi cometido, después a los pocos minutos me estacioné en la primera gasolinera que encontré a comer algo y en el momento de pagar, la cajera me dijo que todo lo que estaba comiendo es gratis. Entonces le dije : Sera, compras uno y el otro no lo pagas, y ella me volvió a decir no todo es free. Me quede impresionado.

La otra vez lleve comida para la primera persona que encuentre en un semaforo pidiendo. Y me basto la sonrisa de cinco segundos de la señora que me agradeció, para irme llorando de alegria en mi carro a trabajar, fue una confusión de sentimientos para mi , increible !!

Con esto no quiero decir que cada vez que he dado, al minuto la vida me regresa más. Y menos que lo hagamos con ese fín o idea, si no con la unica razón de AYUDAR AL PROJIMO

Comparte, hasta en lo que pienses, es lo mas mínimo, sin mirar a quien, sentiras una experiencia increible, cambiara tu vida para bien. Y nunca, pero nunca te canses de DAR

Y recuerda que el mensaje que nos deja Jesús, no es solamente ayudar a tu familia o amigos, sino al prójimo, que concierne a todo ser humano sin distinción de razas, idiomas o edades.

aDIOS con DIOS, muchachos !

Los dejo con este video que conforme pasan los dias, sube descontroladamente en visitas , y ya llegó a cerca de 400 comentarios positivos en youtube de diferentes partes del planeta.

Disfrútalo al máximo !



* Los suscriptores que desean apreciar el video, por favor hacer un click en Memorias del Gato

23 comentarios:

Phivos Nicolaides dijo...

Very interesting!

Luis G. dijo...

Preciosas anécdotas, Juan Carlos, con grandes dosis de humanidad y ayuda al prójimo.

Henchido de felicidad, te saludo muy cordialmente,
Luis.

Chelle dijo...

Como dicen... es mejor dar que recibir :)

Carmen dijo...

La mejor manera de olvidarse de los problemas propios es preocuparse por ayudar a los demás.
Me encantaron tus anécdotas.
A pesar de lo que se ve en la tele, el mundo esta lleno de gente buena, porque sino es así tengo mucha suerte porque están todos en mi entorno.
María Jesús (desde el 5º b)
(No consigo comentar con mi nombre porque está la cuenta de mi hija)

thot dijo...

Impresionante testimonio.
Enhorabuena por tu forma de ser. Hay poquita gente que ayude así a los demás.
Personalmente soy de los que creen que lo damos nos vuelve regresado, ya sea bueno o malo, así que veo que tu haces muy buena siembra y simplemente por el hecho de ayudar sin esperar nada a cambio.
Un abrazo.

Almacenes generales Ramos dijo...

Hola!

No se como m descubriste pero m ha encantado tu sitio . Nos estamos leyendo.

María Beatriz dijo...

Es cierto, cuando ayudamos a los demás nos sentimos bien con nosotros mismos.
Me gustó tu blog y tu manera de ver la vida.
Te sigo...
Saludos

Luisa María Cordoba dijo...

Ayudar al prójimo es una satisfacción personal que nos hace sentirnos muy bien.
Siempre hay buena gente, que desinteresadamente ayudan a los demás sin esperar nada a cambio.
Una buena entrada.
Saludos.

Mildred Leticia Durán Cob dijo...

Lo unico que se, es que me gusta tu forma de ver las cosas, que si todos siguieramos el arte de compartir el mundo seria mejor !

La viuda de Sarepta es eso, dar sin esperar, confiar en Dios.

Sabes que es lo que más me gusta de tus escritos?

Tu corazon,tu visión...La capacidad de transmitir esos sentimientos...

Roberto Barrantes Johnson dijo...

Ciertamente mi querido Juan Carlos, yo también he tenido esa experiencia hace poco, cuando me entere lo de Dany, decidi apoyar ajustandose los cinturones y recortar algunos gastos familiares, curiosamente la siguiente semana me ofrecieron un trabajo part time que no solo me ayudo a superar el esfuerzo si no que me dió mas alivio en el presupuesto familiar. La segunda cuota, también me pereció increíble, estaba asustado porque en mi compañía estaban reduciendo personal y no es fácil ahora conseguir un buen trabajo como el que tengo, todos ahorran para la época dura, pero aunque no lo creas envie mi segunda cuota y mi jefe me llamo a su oficina, cuando que quería hablar contigo se me aflojo el estomago, pero como todo en la vida tienes que enfrentarlo con resignación, sin embargo me dijo, queremos que trabajes tranquilo ya no vamos a reducir personal, concentrate en tu trabajo sin preocupación. La verdad no fue una ayuda económica, pero me dio una tranquilidad tremenda, realmente cada vez que ayudas, algo pasa que te ayuda a resolver un problema o cubrir una deficiencia económica que puedas haber hecho.

Bueno Juan Carlos, un abrazo para mi querida sobrina y mi querido sobrino Bryan

Roberto

Escalante dijo...

Muy interesante post, hace que uno valore más la cuestiones que giran en torno a la bondad que está presente en el ser humano.

Carmela dijo...

El altruísmo y la ayuda al prójimo es indispensable.
Especialmente en este momento de tanto caos.
Creo humildemente , que no pasa por ser o no creyente.
Pasa por el meridiano de la "humanidad".
Estoy convencida que cada vez que llevamos a cabo una obra de bien con alguien que nos necesita ...nuestro mundo interior se enriquece.
Creo además en las obras nobles que pasan desapercibidas y son tantas.
Hay tantos seres anónimos que necesitan un granito de arena para sobrevivivir.
Apuesto a la solidaridad y a tender puentes de ida y vuelta entre hermanos ... caminantes de la vida!

Myolanda dijo...

Interesante lo que publicas y veo que tienes gente que comparte tus ideas ..te felicito .
Me tomo la libertad de compartir una anécdota en relación a este tema, pasaba situaciones díficiles pro un día pude apreciar en un programa de televisión que habían personas que pasaban necesidades extremas y que lo mío no era nada ...me dije yo tengo un techo k me ampara,algo que comer, un trabajo k si bien en ese entonces me remuneraba poco me servia..decidi por las fiestas navideñas regalar todo lo k ya no usabamos prendas k estaban bien y los juguetes de mi hija que ya no lo usaba pork estaba grandecita.. pero elegi una familia k cuidaba un mercado de mi barrio
se lo llevamos todo entre ropa zapatos juguetes y cuiede k todo este bien..nos sentimos tan agusto por lo k hicimos pork esas personas se alegraron..fué una enseñanza a mi hija k debemos compartir lo poco k se tiene pork existe gente con mas necesidades k nosotros...mi recompensa fué al año siguiente...siempre soñe con una refrigeradora...siempre ibamos a ver a las tiendas y buscabamos uno pekño pero aun asi no alcanzaba y me kdaba con esa ilusión de tenerlo...en Mayo x el dia de las madres en Hiraoka hubo un sorteo de artefactos ..la empresa en la k yo trabajaba compraba papel fax..y por eso le dieron al conserje tikets pra el sorteo a mi me dio uno...y lo llene pero a mi nombre..siempre lo hacia a nombre de otros pork consideraba k no tenia suerte...pro esta vez no lo hice asi..asi k lo envie..y a los 15 dias me llaman de hiraoka...y me dice k me habia ganado una refrigeradora grande...no saben la alegria k senti...era mi sueño..y alfin lo tenia y dije "ESTO ME LO REGALO DIOS"..Y SI PUES..compartir sin esperar nada a cambio tan solo la alegría y el gozo del otro..es lo mas gratificante....

Soñadora dijo...

Juan Carlos, me he emocionado leyéndote, tienes un corazón de oro!
Besitos,

Anónimo dijo...

Hola Gato, no tengo el honor de conocerte personalmente, pero te felicito por compartir y difundir el altruismo, herramienta indispensable para la humanidad.

Saludos
Cesar Vajda

Carlos Luis Loria Villarreal dijo...

Realmente sus mensajes tan positivos me alientan a seguir dando mas de lo mejor de mi a las personas y a la vida,

Gracias y por favor nunca deje de mandarme mensajes mi nombre es Carlos Loria y soy de Costa Rica pero vivi muchos años en York PA, y trabaje alla en USA como truck driver interestatal

Un abrazo para usted y toda su adorable familia...Carlos Loria Villarreal.

wílliam venegas dijo...

Gracias por compartir la solidaridad como testimonio a lo largo de los blogs.

Poli dijo...

Me encantaron las anécdotas! Varias veces me ha pasado que al dar de corazón, y haciendo un esfuerzo si no se está en el mejor momento, la vida te sorprende. No siempre pasa, y está bien así porque esperaríamos entonces la devolución, y no es el caso. También muchas veces me pasó que me miran torcido porque doy, aunque se trate de monedas, porque piensan que talvez me están embaucando... no creo q importe, no puedo saberlo, el que engaña sabrá él porque lo hace, y por uno que embauca, muchos otros pueden estar realmente necesitándolo.

Laura Caro dijo...

Gracias por tu enlace, Gato.
Saludos.

Gran Visigoda dijo...

No se como es que llegaste a mi pero aqui estoy aceptando tu invitación, tienes un hermoso espacio que creo es reflejo de un gran corazón, cuenta con mi frecuente visita.
En cuanto al post...la vida es darse a los otros, asi lo entiendo yo.Un saludo.

Manrique dijo...

Hola.
Uno de los verdaderos secretos para ser feliz es aprender a dar y sin esperar nada a cambio.
Si das odio,tarde o temprano recibirás odio,pero si das amor recibirás con creces ese amor.
Real y frecuente tus anécdotas.
Un saludo!!!

Ricardo Miñana dijo...

Buena reflexion, nuestras cualidades humanas deben de estar ante todo.
feliz semana.

Anónimo dijo...

SI QUEREIS AYUADR AL PROJIMO MIRAR ESTA WEB http://todoscontodos.123miweb.es/
VA A CAMBIAR EL MUNDO